Comunión de Gonzalo

Cuando recibimos la primera visita de Gonzalo y de su mamá nos quedó bastante claro que querían una mesa dulce montada en uno de nuestros carritos y sobre todo querían algo muy fino y elegante. Celebrada en El Claustro, pleno centro de Granada, así quedó nuestra mesa dulce.

Nos decantamos por los tonos verdes pastel, para salir del tópico celeste para el niño y acertamos de pleno.

Era una comunión pequeña, con pocos invitados, así que decidimos complementar la decoración con cartelería totalmente personalizada.

¿Qué os parece el resultado?