mi cuenta

José Antonio celebró su primera comunión en uno de los restaurantes con mejores vistas de Granada. De fondo teníamos La Alhambra, y cierto es que nuestro carrito de dulces no necesitaba mucha más decoración.

Fue una mesa dulce sencilla, en tonos celestes, blancos y marrones. El toque de color vino de unas galletas que hicimos en forma de rubik, gran afición del pequeño.

Gracias a su mamá por dejarnos compartir este momento tan especial con toda la familia.

 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *